Foro FS
Bienvenid@ a ForoFS. Para poder leer y participar en los foros debes conectarte con tu cuenta de usuario.
Si no dispones de cuenta, regístrate.

Últimos temas
» Lo peor que me puedes decir...
por Juan1980 Hoy a las 16:27

» Juego: ¿Esto o aquello?
por Juan1980 Hoy a las 16:24

» Cuánto hace que... ?
por Juan1980 Hoy a las 16:20

» Me presento
por Juan1980 Hoy a las 16:16

» Presentación
por Juan1980 Hoy a las 15:39

» Siente las palabras
por Juan1980 Hoy a las 15:28

» Aprender a mejorar la gramática
por Anidina Hoy a las 08:57

» Péliculas originales que merezca la pena ver
por IgnacioShaffer Ayer a las 23:39

» ¿Qué libro estás leyendo?
por ManiacbutnoMansion Ayer a las 22:38

» Música
por Astillado Ayer a las 17:29

» Buenas, me acabo de hacer una cuenta
por rodergas Ayer a las 11:32

» Peliculas para llorar
por ManiacbutnoMansion Ayer a las 08:17

Chat #Fobia-Social



Webs Amigas
Si quieres que tu enlace aparezca aquí contáctanos.


.: Foro de Asperger  :.


.::Tu-banner-aquí
Visitas
(c)
Creative Commons License
ForoFS.com by ForoFS.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at www.forofs.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.forofs.com

Humilde despedida (modestia aparte).

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Humilde despedida (modestia aparte).

Mensaje por Intrigado el Dom 03 Abr 2016, 10:27



Queridos foreros y apreciados 'fobiquitos',


Este es un mensaje de despedida. Hurras oigo. Evidentemente no es obligación de nadie leéserlo —faltaría más—, ni tampoco hay resumen; que no se me responsabilice, pues, de lo que no es responsabilidad mía, y que cada uno haga lo que le plazca. O que no lo haga, tanto me da, total, tampoco lo voy a leer; ¡já, os jodéis!

Estoy tan harto de que se me exija pedir disculpas de antemano cada vez que hago acto de presencia o abro la boca mientras a otros se les permite gilipollear arrogantemente, estoy tan cansado de ser siempre el asno de los golpes ahí donde voy, de comerme siempre los peores marrones, tanto que que esta vez no voy a pedir ni permiso ni disculpas y simplemente voy a hacer una de las pocas cosas que sé hacer de forma mínimamente decente, o eso me han dicho alguna vez algunas personas amables, que es explicarme, en este caso y en concreto, escribendo, aunque hablar, dicen los mismos, también se me da bien.

Con permiso pues y sin orden concreto, en el subforo de Presentaciones a falta del de Despedidas, y con la gentileza de avanzar que es una lectura de unos quince minutos, cosa que espero os alente a evitarla con tal de hacer algo inevitablemente más productivo para vuestras vidas —como entrar en YouTube o Xhamster, o bien abrir uno de esos libros que todos decimos que nos leímos y tan pocos se leen—, prosigo.


***


Imagino que de maneras de empezar hay muchas, pero una de las mejores es mareando al lector; así puedes hacer con él lo que quieras luego, mientras todavía está aturdido consecuencia de tal opulenta fraseología (de la cual yo me debo abstener bastante aquí pues esta es mi segunda lengua, y en ningún caso una que haya tenido la oportunidad de usar en el día a día, que es ahí donde se forjan las lenguas más afiladas; es más, por hacer no paso ni corrector, así que por disculpar discúlpenme las faltas de otrogarfía, que sin duda serán muchas). A lo que iba, pues:


¿Sabéis que pasa, cuando nadie se moja? Que alguien tiene que mojarse. De lo contrario, las cosas se van al garete. Y cuando alguien se moja, lo que no vale de ninguna forma es echarle las culpas a quien se moja de mojarse, o peor todavía, atribuirle un supuesto tener ganas de mojarse cuando ganas de mojarse no se tuvieron nunca. Porque, ¿por qué iba alguien a querer mojarse a cambio de nada? ¡Qué mejor que alguien se moje por uno, para no tener que sufrir!

Pero claro, para que esto pueda ser así, para que alguien pueda salirse de rositas de un cristo que tiene origen y final en sí mismo, alguien lo tiene que hacer, esto de mojarse. ¿No?

Verbigracia, uno va al terapeuta en busca de ayuda cuando considera que requiere ayuda, y el terapeuta, de ser bueno y ver la necesidad, se mojará, pero solamente en el caso que vea al paciente incapacitado por mojarse por sí mismo. Algunos irán sin ganas reales de mojarse en nada de su vida, y colgarán luego las culpas al terapeuta de no haberse querido mojar, o de haberlo hecho y haberse equivocado, en el caso que lo haga. Y todo parte de algo muy sencillo, que es no querer ser responsable de uno mismo.

Esto, por supuesto, no espero que lo comprenda ningún adolescente o persona cuyo razonamiento no se distinga de uno, pues para saber qué es la responsabilidad hay que haber sido primeramente responsable de algo. Pero como para no querer hay personas que no quieren ni responsabilizarse de su propia vida —o peor todavía, de su decisión de quitársela—, pues hay que comprender que habrá presonas con quienes no se pueda razonar al respecto.


Me explico. Si aquí no hay nadie, lo que no vale es dedicarse a dar por el culo a quien sea que trate de mediar en ausencia de quien no está, que en este caso es la administración. Y menos vale todavía machacar a un usuario en concreto cuando hay un montón de usuarios que participan habitualmente, pretendiendo incluso que el lugar les importa cuando no es así, a la vez que se dedican a mirar hacia otro lado cuando ocurre alguna cosa de apariencia grave. Hay personas para quienes nada va con ellos, que son apalancadas; ¿si la mierda ya se la comen unos cuantos escogidos, para qué moverse? Si cada pueblo tiene un tonto porque es la mar de útil tenerlo. Que también es comprensible comportarse así aquí, pues por algo se está en este vertedero.

Pero es que resulta que, de pronto, alguien que nunca hizo ni dijo nunca nada se empieza a aquejar de todo: alguien ha sido muy herido muy severamente por algo que ha estado contemplando que ocurría mientras él se comía las famosas palomitas de la emoticona. Estuvo rascándose las gónadas mientras la situación escalaba, y cuando alguien revienta porque llegó a su límite, entonces todos a poner el grito al cielo: ofendidos, heridos, atacados; sirenas y víctimas por todas partes. Buenos y malos, ban para ti, baja para el otro, y hasta la próxima, vuelta a tocarse los huevos.


Es la famosa actitud pasivo-agresiva: uno no hace nada, dejando que sean los demás que se hagan y corran el riesgo de equivocarse, dejando que todo se vaya a la mierda a la vez que se está atento al primero que abra la boca sobre la mierda en cuestión para poder entonces partírsela de una patada y echarle la bronca de no haberlo hecho mejor, mientras uno no hacía nada. Actitud de macarrilla, de acosador pasivo, de lameculos, de mandado, de minion, de invertebrado. Nada de nuevo en la faz de la tierra, y muy abundante, como no, por aquí. Porque aquí algunos se creen especiales, se creen mejores, pero no lo son. Nadie lo es.


Uno tiene pues que responsabilizarse de aquello que es su responsabilidad, siendo esto casi siempre sus actos, pero a veces sus propiedades, o sus seres queridos o aquellos de los que son legalmente responsables. Algunas veces uno es responsable por el mero hecho de estar presente, véase el delito de omisión del auxilio. Y es cuando uno deja de responsabilizarse de quien es y qué hace que empieza el caos, pues las cosas tienen que ir a algún lado, y entonces las responsabilidades que uno no asume son culpas que recaen en otro.

De esta manera, ahí donde quien tiene el rango de mandar no manda quien no tiene rango para mandar se puede ver obligado a soltar alguna orden, recibiendo ese personaje entonces las consecuencias que tiene el mandar sin tener poder, consistentes en no haber hecho lo que la mayoría hacían ante la ausencia de mando: callar. Como en los dos barcos del final de El caballero oscuro —que ayer daban, oportunamente y por enésima vez por la tele, y que me puso nervioso por primera vez— todo el mundo opina sobre lo que hay que hacer, pero son muy pocos los que están dispuestos a mojarse de verdad y tomar la decisión, pues el tomar decisiones viene de la mano de responsabilizarse de las consecuencias de las mismas. De nuevo, quien nada hace nunca, nunca se equivoca.


Dicho de otro modo: el primero que abre la boca, pringa, pero a su vez, si nadie abre la boca, todo se va al carajo. Por lo tanto, y en ausencia de reglas, o alguien se atreve a abrir la boca con el riesgo que esto comporta —que es correr el riesgo que se la partan— o estamos todos perdidos.


***


Debe hacer un mes y pico, un servidor pidió, tanto públicamente como de forma consiguiente por privado, que le echaran. Eso fue el cénit, el límite de una situación en la que me encontré durante los dos o tres meses anteriores, consecuencia de los ataques tanto aquí en el foro como a mi privacidad —consistiendo, sobretodo, en mandarme correos a un correo privado obtenido de forma ilegítima— por parte de un ahora ex-usuario que, a su vez, había fanfarroneando aquí mismo y abiertamente de su historial psiquiátrico, como si tener un puñado de diagnósticos psiquiátricos variados le diera a uno algún tipo de estatus superior o autoridad moral en el lugar. Que molar seguro que mola mucho, pero de gracia no tiene ninguna, menos cuando también se habían hecho patentes las tendencias socipáticas o la preferencia por las drogas ilegales a las legales. Esta persona también obtuvo acceso a converaciones privadas y de cáriz íntimo mías en unos intercambios de correos, y con ello también a mi número de móbil y por consiguiente a fotografías mías —las personas que no tenemos nada que esconder damos la cara—, así que os podréis imaginar que muy divertido para mí todo esto no fue.

Es por ello que entonces me dije: "Este marrón no te lo tienes que comer tú, no has hecho nada malo, has estado tratando de ayudar a alguien que estaba pidiendo auxilio, y decidiste hacer porque te parecía que no había nadie que se diera cuenta de dicha petición, o que nadie lo supiera hacer. Y tu intuición y experiencia confirmaron tus sospechas de que efectivamente requería de auxilio". A la vez, me decía: "Pero ya has recibido bastante en la vida, ya te has comido demasiados marrones de los demás, de personas que lo han tenido mucho mejor que tú incluso, y siempre a cambio de nada; no sufras así por desconocidos, no vale la pena."

Lo que marcó la diferencia, empero, fue una responsabilidad muy grande que había en mí, pues esa persona a quien traté de auxiliar —conocida de quien luego invadió mi privacidad fuera del foro, para acabar acusándome de acoso— me terminó contando a mí algo que no se había atrevido a contar ni a los psicólogos ni a los psiquiatras que la habían estado tratando —con terapias extraordinariamente agresivas, agotando los recursos de los que dispone la ciencia— que era el trato de chantaje emocional que le venía propinando su pareja los últimos tiempos.

Cuando esto ocurre, cuando alguien te dice a ti algo que no ha dicho a nadie porque realmente no confía en nadie ni había nadie, entonces uno pasa automáticamente a formar parte de la órbita de la vida de esa persona. El sentimiento de responsabilidad es enorme. Yo la alenté, enseguida y al saberlo, a contárselo al psicólogo o al médico, que era muy importante que supieran que, si bien obviamente no toda su desesperada situación venía de ahí, su imposibilidad de mejorar pasaba por el hecho de llevar collar y bozal. También, por supuesto, para quitarme el enorme peso de encima. Es una conclusión a la que llegó ella misma, de hecho, así que no decírselo a quienes la trataban era actuar en su propia contra. Pero hasta tal punto llegaba el secuestro al que estaba sometida que desconfiaba de sus propios médicos, temiendo que estos se lo contaran a sus padres, y sus padres a los padres de su pareja, y así eso acabara repercutiendo esto sobre el bienestar de él. Por lo que esto, hasta donde yo sé, no llegó a ocurrir. Más tarde le proporcionaría, también, los mails y teléfonos de atención correspondientes a la atención a la violéncia de género, para que se informara, como mínimo y de forma totalmente anónimo, de qué podía hacer en la situación en la que se encontraba, que fruto de un distanciamiento inicial fue de agresividad en aumento.

Pero no he venido a contar detalles concretos; no tengo voluntad de joder la intimidad de nadie, pese a que ya no estén aquí. Lo contado hasta ahora y que contaré es totalmente genérico; pasó por ellos, y por mí en ellos, pero ellos pueden ser cualesquiera. La cuestión es que cuando una persona se saca el corazón del pecho por primera vez y te pide que se lo aguantes un rato, tienes que hacerlo quieras o no.


No es la primera vez que me ocurre algo así por aquí. De pronto te viene alguien y te cuenta algo que no ha contado nunca a nadie, y hale, marrón para ti, es entonces tu responsabilidad tratar con aquella persona acorde a ello. Tienes entonces la responsabilidad ética de no abandonar a la otra persona quien te hizo cerrajero de su bienestar, dándote la llave. Es más, a veces la otra persona lo sabe, y esa es su forma de retenerte, hacerte creer confidente. Que por estar puede estar bien pero, joder, como pesa.

¿Para qué os pensáis que cuesta pasta un psicólogo? Uno paga, en parte, por la confidencialidad. Si el psicólogo o el médico rompen la confidencialidad le cae un buen puro y se arruina la carrera. Ya lo vísteis con el caso de German Wings, el psiquiatra calló. Para que luego digan que los psiquiatras encierran a la gente a gusto. Imaginaros ser el psiquiatra en cuestión, antes y después. Es pues absurdo ir a un psicólogo sin hacer uso del privilegio de la confidenciaildad, es una de las cosas más importantes por las cuales se paga! Y sin embargo, cuánta gente lo hace, cuánta gente le miente al terapeuta o al médico y luego les da la culpa de no haber sabido adiviniar qué les ocurría? ¿Cuantos se dedican a descalificar toda una disciplina científica sabiendo que le mintieron a su terapeuta, pues era mejor el escenario de mentir al terapeuta y decir "no tener arreglo ni solución alguna", que no el escenario, posiblemente de mierda pero realista y justo, que le plantearía aceptar las cosas como son?

Como dije, todo esto lo puedo contar por aquí y ahora porque estas personas ya no forman parte de foro. Así como no lo haré yo después de este mensaje. Cuando alguien tiene cosas que esconder o huye de algo o alguien desaparece sin dejar rastro, y en este caso había motivos para huir, había que esconderse. Primero uno de otro, luego otro de mí. Es un triángulo, es La pell freda de Sánchez-Piñol. Mientrastanto yo he estado aquí dando la cara todo el rato después de haber sido acusado públicamente de no sé qué, y solamente cuando un día no pude más y exploté, dando un golpe sobre la mesa, volvieron a sacar la cabeza las sabandijas, saliendo alertadas por el ruido, curiosas, y todo para que una de ellas me acusara entonces de ciberacoso para volver enseguida a la penumbra. A ese mensaje respondí una semana después con un hilo que quedó enterrado (merecidamente, supongo, en favor de copypastas, artículos alababalá y demás distracciones; da igual que alguien con diez años aquí se curre un post sobre todo lo que cree saber sobre un tema, en base a su experiencia personal, lo importante son otras cosas).

Como también conté por aquí, no pasé por todo esto sin sufrir las consecuencias en forma de estrés postraumático, pues el hecho que entre a formar parte de tu órbita alguien con capacidades y voluntad de hacerte daño, sea por el camino que sea, es terriblemente demoledor: La noche de ese fatal día hubiera firmado para que eliminaran de mi memoria que aquella persona había sido parte de mi vida. Me sentía violado y totalmente indefenso.

Las taquicardias han ido yendo, por fortuna mía, a menor de forma exponencial. Todavía las sigo sintiendo cuando algo me recuerda a esa dinámica, como el viernes por la noche, cuando daban la mencionada peli por la tele y, lo que hasta entonces habían sido escenas de ficción, resonaron con la situación de secuestro e impotencia total que viví, en la que no podía hacer ningún movimiento sin que todo estallara. Hay personas cuya razón de ser es, justamente, poner a quien amenaza su modus vivendi en situaciones así.


***


Desgraciadamente —y digo desgraciadamente porque nos habríamos ahorrado todos todo esto— ,mi petición de ser expulsado no fue aceptada, almenos no de primeras. Algunos otros usuarios seguirían por aquí, todo habría vuelto a la normalidad, yo me hubiera ahorrado, quizá, el médico. Todo ello a un precio muy bajo: matarme, figuradamente hablando. Estuve apunto de inventarme algo, cualquier cosa, desde una homosexualidad reprimida a algo que me retratara como alguien realmente deleznable, como decir que, en realidad, el que acosa a mis padres en casa soy yo. Cualquier cosa era mejor que la situación que había creado mi resiliencia.

Tampoco es que yo insistiera, debo decir en defensa del moderador, además que no está en la forma de ser del actualmente único y atareado moderador actuar así. Y yo que lo comprendo: no es su tarea responsabilizarse de nadie, es legítimo. Es más, estoy seguro que de haber insistido yo él habría accedido, pero fue al no accedir inmediatamente que dejé reposar el tema un día y, como soy béstia de carga, pensé que ese momento de atraco emocional pasaría y que todo volvería a su cauce; caí una vez y me volví a levantar, pensando que estaría mejor preparado para el segundo asalto. Y un mes después estaba en urgencias con el corazón a 120 en reposo, por primera vez en la vida. Al final, todo se cobra.

La cuestión es que, al fin y al cabo, soy yo quien no sabe irse sin que le echen; la responsabilidad de lo que yo haga es mía, y no debo colgársela a nadie. Porque yo no soy como ellos, o almenos no quiero serlo —que no es poco.

Pero es duro alejarse uno de algo a lo que tiene estima, y más cuando es de lo poco o único que se tiene. Anteriormente había confiado la cuenta y contraseña a una persona de confianza y bajo unas directrices, y esta persona me falló. Una segunda persona, más cercana y unos meses después, también me falló a la hora de mantenerme la cuenta. A ambas, así como a tantos otros, les daba igual que yo hubiera dicho tantas veces, por activa y por pasiva, tanto privada como públicamente, que no quería ni debía estar aquí, que no me aportaba nada, que hacía más daño que bien ya, que era una pérdida de tiempo, que cualquier otra cosa era más importante. ¿Si lo que les hubiera confiado no fuera una cuenta de internet, sino una jeringuilla, me la hubieran devuelto? Si fueran ionquis como yo, sí. Y es que en este caso hubo devolución porque había algo de codependencia: a esas dos personas ya les iba bien que yo estuviera por aquí, y eso pasaba por delante del compromiso establecido. Nunca quisieron ayudarme a estar mejor, simplemente se creían estar haciéndome un favor. Es legítimo, supongo, no es la obligación de nadie querer ayudar a otro. Pero también es muy triste el darse cuenta que, pese a haber dicho tantas veces que no me conviene estar aquí, nadie se haya querido mojar nunca por mí, nadie me haya recordado, cuando he reincidido, mis propias palabras y pensamientos de la última vez que me fui, que eran que yo no debería estar aquí. E irónicamente, los últimos que me dirán que me vaya son los que me odian, porque saben que mandándome fuera me estarían haciendo un favor. Al final lo he tenido que hacer yo solo.


Estaba yo por lo tanto pidiendo, simplemente, algo que no acostumbro a pedir nunca: auxilio. Ayuda. Y no de la nada, sino que lo hice después de haber intentado con todas mis fuerzas arreglar esa situación por mi propia cuenta. En ningún caso pedía algo desconsdierado de entrada ni ante una situación en la que me hubieran pillado con las manos en la masa, pidiendo un favor a alguien para que me sacara de un apuro, sino que estaba diciendo: "yo no puedo más con esto". Y es que, aludiendo de nuevo a la peli, a veces a uno le ponen en situaciones en las que, haga lo que haga, habrá consecuencias terribles que tendrá que comerse uno, y por ello uno ve más plausible la desaparición del mapa que no el dolor que supondrá el quedarse. El Joker de la peli coloca el sufrimiento en los otros, haciendo una alegoría nihilista de la tragedia de la vida, forzándoles a tomar decisiones ante constantes dilemas éticos: si salvas a uno muere el otro, y viceveresa, pero hagas lo que hagas, habrá dolor, pues hubo alguien que decidió que había que haber dolor, y que ese dolor los sentirías tú, y que las consecuencias trágicas de escoger que uno viva y que otro muera, serían también para ti. Más aun, tan bien tramado está que si no haces nada, mueren ambos, así que te ves forzado a hacer.

Lo que el Joker no acepta nunca, empero, es que dichas situaciones trágicas no existen como tales en la realidad sin que las haya planeado una mente perversa —en ese caso, la suya. Ni tampoco piensa en el extra de dolor que significa que una pérdida la haya causado no algo, como podría ser un accidente, sino alguien con la voluntad de hacernos daño, sea directa o indirectamente, sea matando o quitándose la vida. Así ocurre con quien tiene que aceptar una muerte accidental de un ser querido, que lo vivirá mucho mejor que aquél para quien la muerte fue intencionada por otra persona: la segunda tiene un perpetuador, y de seguir este perpetuador vivo —los que se inmolan arreglan rápido ese cabo suelto—, uno tendrá que vivir en una realidad donde alguien causó la muerte de otro mientras él sigue campando a sus anchas.


No es pues que yo quisiera colocarle ningún marrón a nadie, pidiendo que alguien se responsabilizara de una expulsión mía, cuando le pedía a un usuario que me estaba diciendo que yo debía cambiar, que en realidad era más fácil que él me echara que no que yo cambiara para encajar en sus requerimientos. Esto me recordó un verano con 19 años, cuando yo le decía por el messenger a un amigo que siempre había sido de las almas de la fiesta, y que estaba desaparecido, que tenía un problema de actitud; me llamó un mes más tarde para decirme que su madre había muerto de cáncer, cosa de la que ninguno de los de la pandilla estábamos al tanto. Le estuve metiendo caña a una persona que estaba perdiendo a su madre con veinte años.


Por eso proponía pues yo mi desaparición, por el bien de todos, también el mío. Yo renunciaba a todo y todo se arreglaba, cada uno podía seguir haciendo de las suyas. Muerto el perro, muerta la rabia. Por la causa, tal y como decía el poema de Mossèn Cinto Verdaguer, traducido macarrónicamente para la ocasión:

A veces es necesario y forzoso
que un hombre muera por un pueblo,
pero nunca tiene que morir todo un pueblo
por un hombre solo;



Pero resulta que a la vez que te dicen que eres fatal por el foro, no te quieren echar; te cogen con una mano mientras te pegan con la otra. Así que no hubo expulsión, ni se me mostró la puerta. Aguanta Intrigado, tú aguanta.


***


Quien me iba a decir a mí que iba a tener que repetir todo lo siguiente una vez más, con lo que me pesa hacerme pesado. Pero hay que hacerlo: hay entidades que no desaparecen lavándose las manos o mirando hacia otro lado; hay cosas que, aunque durmamos y como el dinosaurio, mañana seguirán ahí.

De hecho, si usamos la expresión "lavarse las manos" es justamente porque alguien se las lavó en su día, escenificando su falta de voluntad de tomar partida en la decisión de ejecutar o no a alguien. Y le crucifijaron. Porque las cosas tienen que ir a algun lado; e ir, os lo aseguro, ir van. Así como la energía ni se crea ni desaparece, sino que se transforma, cuando alguien empieza a tener voluntad de dañar a otro y esa voluntad no es reprimida ni reprendida con una fuerza igual o superior, esa ira acabará recayendo en una trinchera aleatoria, tal bomba de racimo, hiriendo de muerte a cualquier pobre pringado que solamente pasara por ahí.




Cuando nadie se moja, pues (volviendo así al primer punto de escrito), las responsabilidades empiezan a caer alababalá y empiezan a pringar personas por cosas que no eran de su responsabildiad. Verbigracia, como nadie se moja en la situación política actual, ni los países más progresistas, pues estamos todos cogidos de los cojones por la economía y los mercados, pagan las personas más desgraciadas, las que no tienen nada. Justos por pecadores, que se suele decir.

Entonces, y sea donde sea, aquí o en vuestra casa: o nos mojamos todos un poquito, o dejamos que alguien mande y se moje por todos, o nadie se moja nunca y entonces vivimos anárquicamente. Todas son formas de ser socialmente, filosofías incluso. Y lo que ha estado ocurriendo últimamente por aquí ha sido de lo último con toques de lo primero, y en cierta medida ha funcionado, pero no sin que hayan sufrido algunas personas muchas por esa falta de mano firme, como yo mismo estoy contando. Cuando ese agresor empezó a descalificarme sin más mensaje tras mensaje y nadie le reprendió, se vió legitimado por seguir haciéndolo, pues nadie la llamó la atención. No fue hasta que un día decidió insultarme gravemente —insultos que afortunadamente no llegué a leer pues dormía mientras él me insultaba para no recibir simpatías y luego retractarse, eliminando ese contenido que tan gravemente afectaba tanto a su autoimagen como a su imagen social—, quizá fruto de un darse por aludido porque abriera un tema para hablar de los trastornos de la personalidad, que en realidad abrimos porque salió el tema de la loca ex de una usuaria, que alguien le llamó la atención. Los insultos que me venía propinando mensaje tras mensaje las dos semanas anteriores, buscándome las cosquillas para que entrara en su juego, nadie se los recriminó.


Acordado pues que las cosas van a sitios, cabe decir que hay recipientes mayores y menores. Hay por ello muchas personas ilusiamente bienintencionadas, ingenuas y jóvenes, que se creen con sustento suficiente como para aguantar por los demás, sea luego verdad o no que son capaces de aguantar. Véase en la empresa en la que el jefe no trabaja y los empleados se apalancan, mientras hay algún empleado que trata, estúpidamente, de solucionar él solo lo que es fruto del soplapollismo del resto. Entonces el muy gilipollas se lo carga todo a la espalda y se la parte. Por burro.

Antaño me preguntaba, citando a Porco Rosso, por qué "la buena gente siempre se moría". ¿Por qué hay tantos hijos de puta que viven tanto, que no les da nunca un ataque de corazón, y en cambio tantos otros geniales han palmado jóvenes de uno? Con los años se va demostrando de las consecuencias del estrés: quien más aguanta, más presión recibe, y más propenso a petar. A no ser que sea un recipiente muy bien hecho, claro.


Y es que en el fondo la culpa de todo esto la tengo yo. Si yo lo sé, ¿eh? La anormalidad aquí, como dije hace un par de meses, soy yo. Y cuando lo dijé, recibí, porque cuando eres una persona con opinión te ganas enemigos, y estos siempre están acechando con ganas de rajarte de arriba abajo a la que bajes la guardia. Pero lo que parece que no caemos es que ser la anormalidad en un lugar donde la mayoría están enfermos de algo es no estarlo, luego ser anormal no es ni positivo ni negativo de per se. Yo padecía de fobia social en su día, sí, y de timidez amorosa también, y he contado en numerosas ocasiones la evolución de la misma. Ahora sé más que antes. (A lo que me pregunto: ¿cómo será ser de esas personas que a los dieciocho años ya creen saberlo todo sobre la vida y el universo?; ¿cómo es eso de que pasen los años y tu visión de las cosas no cambie, porque ya decidiste que ya lo sabías todo, cayendo en el más básico de los errores?; ¿cómo se puede continuar creyendo uno sabio sin percatarse de que creerse sabio sin apenas haber vivido es la antítesis de la sabiduría?)

Asimismo me ocurre en casa. No es que no esté familiarizado con la dinámica de ser quien se come las consecuencias de que todos los demás presentes, que tienen a menudo más responsabilidad y poder que uno (soy el menor, de largo, de cuatro hermanos) miren hacia otro lado. A diferencia de otros, que legítimamente no habrán contado nunca lo que ocurre en sus casas, yo siempre lo he hecho: el tercer hermano maltrata psicológicamente a mis padres, y los dos hermanos, que a diferencia de yo son mayores que él, miran hacia otro lado, incluso le rien las gracias, y hale, a esperar que las cosas se solucionen solas. Y diez años han pasado así, esperando que se solucione todo solo. Diez. Todo el mundo sufre, pero nadie está dispuesto a mojarse, porque mojarse significa sacrificarse por el hermano enfermo cuando él no quiere, porque mojarse significa afectar intereses indidivuales de pesronas que, en el fondo, actúan cara  a la herencia. Si es que estamos hablando de alguien a quien, de tocarle la lotería, seguiría viviendo en casa mis padres porque maltratarlos pasó, en un momento determinado, a ser la razón de su existencia. No se iría a vivir solo, no, seguiría dándoles por el saco y empezaría a usar ese dinero para humillarlos. Pero yo no puedo hacer nada con todo esto porque el resto, padres incluídos, están parapetados, pues se impuso el régimen de ese dictador; de lo contrario podríamos ir todos a una.

Pero, ah, quien se llevó a vivir a su madre con él con 21 años, encontrándola destrozada fruto de los maltratos del hermano con enfermedad mental no admitida ni tratada, fui yo en su momento, hace ya diez años. Y, sabéis, ese episodio de mi vida fue como si no hubiera existido. Ni fui premiado por tomar esa decisión, ni todos los demás (los dos otros hermanos y mi padre) hicieron lo pertinente para compensar esa decisión, o para, como mínimo, que todo volviera a una normalidad. Todos miraron hacia otro lado mientras quienes sufrían las consecuencias de tener un miembro con trastorno metnal en la família éramos yo y mi madre. Incluso las amistades lo encontraron algo normal, o almenos tabú, algo de lo que no había que hablar, pues la ropa sucia se lava en casa. La única persona que lo agradeció fue madre, almenos en ese momento y ante la pasividad de todos los demás, pero a su vez madre volvió a casa, donde se siguió dando mejor trato al maltratador que no a un servidor. Y este episodio, hoy día, es como si no hubiera existido, tal y como ocurre con en todo ciclo de abuso (en otro hilo que un servidor se curró y quedó enterrado, en parte, por el flood que hemos estado teniendo).

Y es por ello estoy escribiendo todo esto, para que no se olvide lo que ocurrió aquí mismo. Que la información que no nos conviene nuestro cerebro la descarta, que somos muy buenos a la hora de construirnos historias, y la historia la escrien, como sabemos, los ganadores. No aquí, donde yo soy el perdedor se coja por donde se coja: he tirado unos meses de mi vida y sufrido unas consecuencias traumáticas por tratar de ayudar a unas personas a las que nunca ni conoceré; si es que siguen vivas, que ni lo sé.


***


Diría, a riesgo de equivocarme, que algo parecido a estos ciclos de abuso ocurrió aquí mismo hace poco, queriendo maquillar cosas que han ocurrido y hacer pasar como que aquí no ocurre nunca nada. Cuando unas semanas después de recibir esos ataques, de haber llevado la situación al límite y tenerlo todo a punto de caramelo para hacer los grandes fuegos de artificio —tal y como se ocupa de hacer todo buen borderline—, esa misma persona, a quien yo nunca dirigí la palabra ni en público ni en privado desde que rompió las cartas leyendo correspondencia privada y haciéndomelo saber, se re-registró para acusarme de ciberacoso. Y lo que ocurrió fue que todos los demás usuarios hicísteis no solamente un silencio que dada la naturaleza de las acusaciones era razonable, sino que nadie se interesó por mi bienestar en el sí de lo que significaba esa acusación.

¿Por qué? me pregunto todavía. ¿Es que alguien se lo creyó, eso del ciberacoso? ¿Es verosímil, que yo me dedique realmente a actuar así? Efectivamente, todo es posible. ¿O bien fue porque la mayoría sois muy listos y sabéis que los follones así no hay que tocarlos ni con un palo por no verse salpicado? También podría ser. ¿O quizá alguien creerá que Intrigado, por el mero hecho de ser alguien con opiníon, es alguien muy duro, que puede cargar él todo y para todos?

Porque, preguntarle como está, preguntarle qué ha ocurrido, de qué iba eso... ¿estaba tan fuera de lugar? ¿No éramos aquí —o algunos dicen ser, tan a menudo— tan galantes de la suportación, del ser considerado, del ser buena persona, del tratar en serio temas de esa índole?

Cada uno tendrá sus motivos, evidentemente. La cuestión es que el soporte que recibí por iniciativa ajena fue cero: tuve que buscármelo todo, todo yo. Y lo encontré, porque de estar estaba ahí, pero me sigue acechando la pregunta: ¿Si había soporte, por qué no se me comunicaba? ¿Es pues necesario que alguien pida auxilio, para que se le auxilie?

En cualquier caso, la cuestión es que se hizo el silencio. En el foro donde todo el mundo denuncia el acoso escolar y de todo tipo, donde tantos dicen estar siendo acosados por gente a quien no se atreve ni nombrar, alguien acusa a uno de los usuarios más activos de practicar ciberacoso, y nos callamos. ¿O quizá no nos callamos, porque donde más se habla aquí en realidad es entre bastidores? No lo sé, yo no estoy, y este no es el tema, sino el por qué se decidió mirar hacia otro lado, que es que, por mucho que algunos sigan sin querer admitirlo, muchos foreros tienen la empatía en el puto culo a la vez que se creen mejores personas que los demás, y todo eso porque padecen del famoso cajón de sastre que es la "fobia social", pasándose por el farro que con la fobia social, por definición, se tienen las dotes perceptivas y cognitivas afectadas.

Para poder convivr es necesario tener bien acotadas ambas realidades, la propia y la ajena: si yo no me percibo bien a mí mismo, no percibiré correctamente a los demás y viceversa. Basta con que uno de ambos factores fallen (sea el yo o el ellos) para que todo se vaya a la mierda. Es por eso que quien padece de fobias sociales no sabe estar bien en el mundo, porque no sabe sentarse en él y ante los demás como un igual, sino que se cree especial, sea especial para mejor o para peor. La única medida aceptable, empero, es la vida. Ni la nariz, ni la polla, ni el culo, ni la altura, ni la cartera, ni la voz. La dignidad empieza por uno mismo, y si uno se siente menos ser humano que otro o bien siente que los demás son menos seres humanos que él, entonces ya la hemos cagada.


En cualquier caso, quien terminó en urgencias con taquicardias por primera vez en la vida, indefenso ante la situación en la que fue puesto, fue un servidor. Quien tuvo que tomar ansiolíticos por primera vez a los 30 años, después de haber sido capaz de salir por su cuenta de una depresión en la primera adultez y viviendo solo, de cursar una carrera entera con éxito relativo y con unos medios pírricos, después de llevar 10 años enteros viviendo solo, comiendo solo, viviendo apartado de la família desde los 15, habiendo tenido que sufrir la influencia de un hermano enfermo mental del que nadie me protegió, antes lo contrario, tuve yo que protegerles a ellos (ofreciéndole, en numerosas ocasiones, venir a vivir conmigo si tanto daño le hacía estar con los padres). Y todo ello lo pasé sin hundirme en la miseria, pasando estrés, pasándolas puntas, no sintiendo que tengo tiempo ni decencia para hacer nada. Lo esperable sería que estuviera deprimido perdido y aguanto, porque por algún motivo soy afortunado. O a lo mejor no lo soy, porque igual sí que me vendría bien deprimirme, pues uno no puede seguir siendo un burro de carga toda la vida. Se me ven las orejas de lejos, lástima no tenga también el rabo.

Pero de esa situación en la que me encontré, y siento decirlo así, y que se dé por aludido quien crea que valga la pena, somos todos los foreros un poco responsables, porque cuando vísteis que ocurría algo,  os callásteis.

Y me sabe mal pero es que debo decirlo así, pues me dolió mucho, y si me lo quedo para mí, como llevo quedándomelo todo toda la vida, me daña también mucho. Y yo debo hacer limpio, que estas mierdas no fueron nunca las mías y no me pertocan. Cada uno sabrá qué hizo, como, y cuando; no es mi intención culpabilizar a nadie. Soy más que consciente que la gran mayoría tenéis vuestras vidas llenas y estresadas en las que este foro es una mera anécdota, pero es que incluso así, joder, una palabra de apoyo, un "¿estás bien?", no cuesta nada mandarlo.

Es que incluso algunos de los que me conocen de más tiempo, incluso personalmente, decidieron mirar hacia otro lado. Como Intrigado es una persona con opinión debéis pensar que es por ello más dura que las demás, que él lo puede aguantar todo, que no necesita de apoyo alguno, que está capacitado para tragarse la mierda de cada pillado que aterrice por aquí, y que se la traga por nosotros gratamente; la empatía la guardamos para los animalillos, jueguecillos y no sé qué más historias, que todas están muy bien, pero que no se lleven estas toda nuestra capadidad de sentir.

No nos creamos, por favor, y por enésima vez, mejores personas que los demás por ser más desgraciados en algo, pues creerse mejor persona basta con hacer algo muy sencillo: no hacer nada. Uno se mira las cosas desde la distancia y se cree mejor, mientras son los otros quienes se arriesgan y se equviocan. Cada uno a lo suyo. Queda muy bien denunciar en internet el desastre de los refugiados, las desgracias en el tercer mundo, el acoso escolar, pero a la hora de la verdad no sabemos actuar con la mínima diligencia que creemos tener ni con aquellas personas que tenemos más cerca, al alcance de la mano o incluso con aquello que ocurre en nuestra puñetera cara. Ni un solo mensaje de soporte, ni un ánimo sin que fuera yo quien lo pidiera. Cero patatero. Como los británicos, nada va con ellos, cada uno a la suya y a esperar que las aguas se calmen solas, independientemente del hecho que si las aguas estaban agitadas pudiera ser porque había alguien ahogándose en ellas.



Yo comprendo muy bien que aquí la administración ya no esté y les importe esto una puta mierda. Tampoco es culpa del único mod. La vida sigue para cada uno, es natural. Pero al igual que cuando uno empieza a parir hijos tiene que responsabilizarse legalmente de lo que esto conlleva y durante 18 años, creo que cuando uno es el responable de un lugar de internet destinado a albergar a personas con problemas mentales se le puede exigir la minima responsabilidad ética de cuidarse mínimamente del mismo, siendo una de las opciones eliminar el lugar propiamente, si uno no se ve capacitado para seguir responsabilizándose de lo que ocurra en él. Internet ha cambiado mucho en estos casi diez años que existe este lugar —el otro ya tiene quince—, y esto ha quedado obsoleto. Las comunidades serias sobre temas serios tienen reglas serias y gente seria detrás.

¡Qué irónico! La misma historia del otro foro se reprodució en este: el admin se fue, y en lugar de despojarse de su obra y asignarle un relevo, dejó el lugar a manos de gente escogida alabablá. Se creían mejores que el admin anterior, pero en realidad eran iguales y padecían de lo mismo: lo único que les diferenciaba era tener diez años menos en el trabajo. Una generación más, y el mismo error.


***


Termino. A diferencia de tu ex.

Al fin y al cabo, yo me lo merezco, ¿no? Es una opinión que ha hecho patente práctiamente una decena de ex-usuarios. El mayor problema del foro, sin lugar a duda, soy yo. Soy yo la anormalidad aquí, donde las normalidades entran dentro del comportarse como una sabandija sin ser reprendido o el excusarse en la condición mental de uno para justificar una serie de comportamientos totalmente inaceptables, criminales incluso en ocasiones. Se me ha tratado de responsabiliziar a mí de decisiones puramente individuales como un darse de baja, incluso hay quien se ha inmolado por joderme, tirando la piedra y amagando la mano. Uno se registra para insultarme y luego se da de baja, mientras aquí un servidor aguanta el tipo con el mismo usuario de siempre, con el mismo careto de gilipollas mientras los duendecillos hacen de las suyas. Se van del convento, pero no antes sin cagarse dentro: particularmente en mi cara. Y entonces es cuando me digo como en la canción de Joan Miquel Oliver: "Mejor que me cargue el personaje."

Yo voy a tratar, por enésima vez, de no volver a entrar. Se borran historiales, para no darle accidentalmente, etcétera. Y así todos más tranquilos. O quizá no, porque muchos pensarán que me haré otro usuario. Cree el ladrón que son todos de su condición. Pero sin mí podrán volver los exiliados de mi dictadura a hacer del lugar un jardín de duendecillos, náufragos y demás derrotismos, a alabar el suicidio, machacar a todos los terapeutas y a llamarle a todo lo que no nos siente bien, acoso.

Y sino siempre se puede banear y ya está. Nadie va a echar la culpa a nadie de mi ban: lo estoy pidiendo públicamente, lo deseo y no hacen falta explicaciones, están aquí todas claras, las he dado yo, me estoy responsabilizando de mis actos, algo que muchos de aquí no han hecho nunca en la vida, y por qué no decirlo, algunos, por su condición, nunca lo harán.

Incluso se puede borrar este mismo mensaje, si a quien sea que esté ahí, ahora o posteriormente, le apetece; ¿qué más da? A mí no me importa. Para mí lo más importante es hablerlo escrito para mí, para ordenarme la cabeza. Ahora podría darle a Enviar o guardármelo. Y le voy a dar a Enviar, porque sino toda mi buena voluntad, toda esta noche que me he pasado en vela escribiendo, será como si no hubiera existido para el resto de vosotros. Si no lo envío ganan todos aquellos que desearían que yo no existiera; para ellos va el acróstico patatero. No me venceréis, pues a un vencido no se le puede vencer.

Yo quiero existir, y es que mi experiencia me demuestra, a pesar de lo que algunos pocos desconocidos me hayan dicho, que mi existencia aporta cosas positivas al mundo. Eso sí, conseguir hacerlo bien es complicado de cojones.


Gracias. (?)
avatar
Intrigado
Miembro habitual
Miembro habitual

Masculino
Mensajes : 2261
Edad : 32
Empleo - Ocio : Chivo expiatorio
Humor : UHT
Tengo : Ansiedad
Paz

Volver arriba Ir abajo

Re: Humilde despedida (modestia aparte).

Mensaje por planeta el Dom 03 Abr 2016, 10:59

Aún no me lo he leído pero... Hombre. Quédate. Me sabría muy mal que te fueras para siempre.
avatar
planeta
Empezando a destacar
Empezando a destacar

Masculino
Mensajes : 558
Edad : 38
Tengo : No lo sé
Paz

Volver arriba Ir abajo

Re: Humilde despedida (modestia aparte).

Mensaje por JACINTO el Dom 03 Abr 2016, 12:13

Esta situacion ya se parece al cuento de Pedro y el lobo,  amenazas continuamente con marcharte del foro pero nunca terminas de irte... Rolling Eyes
avatar
JACINTO
Empezando a destacar
Empezando a destacar

Masculino
Mensajes : 706
Empleo - Ocio : cyber-marujeo.
Humor : de perros.
Tengo : TOC
España

Volver arriba Ir abajo

Re: Humilde despedida (modestia aparte).

Mensaje por rafa55 el Dom 03 Abr 2016, 13:47

Venga Intrigado, no te marches, eres importante para el foro y para muchas personas, en una comunidad es normal que haya algún roce, pero todo se solventa con un lo siento y pelillos a la mar.
avatar
rafa55
Miembro habitual
Miembro habitual

Masculino
Mensajes : 1725

Volver arriba Ir abajo

Re: Humilde despedida (modestia aparte).

Mensaje por soluzionator el Dom 03 Abr 2016, 13:50

Lo de no mojarse no es cierto, lo de no mojar mas y porque no nos dejan.Haz lo que estimes oportuno y no en tono sarcastico pero si sincero (mas sincero que sarcastico tampoco es que te conozca como para que me quites el sueño si te vas)que te vaya bien.
Tio no te vayas.
avatar
soluzionator
Adquiriendo conocimientos
Adquiriendo conocimientos

Masculino
Mensajes : 243

Volver arriba Ir abajo

Re: Humilde despedida (modestia aparte).

Mensaje por cristalcristal el Dom 03 Abr 2016, 14:46

Uf, bueno, he leído todo y hay cosas que no entiendo, supongo porque llevo aquí poco tiempo y ni me había enterado.Me parece que esta decisión viene por otro hilo que hay por ahí, o mejor dicho lo que pasa en ese hilo es la gota que ha colmado tu vaso.

Eres libre de irte si así lo deseas, aunque me encantaría que no lo hicieras y discutiéramos los motivos de tu marcha y de alguna cosa en la que creo que estás equivocado (ej: el roll que has asumido en este foro, que tú mismo te has autoimpuesto y no te ha traído más que problemas)

No dudo que habrá quienes te odien, tienes una personalidad que no pasa indiferente ante los demás, o gustas o no. Al contrario de lo quizá pienses por no querer que te vayas, yo no te odio.Creo que aportas mucho este foro y tu falta se va a notar, ya sea por tu participación, por tu pensamiento a contracorriente ( que a mí me ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva) ,por tus reflexiones  o por otros motivos.

Me quedo con tu testimonio sobre este foro y el acoso, creo que todos deberíamos hacer reflexión, no consentir este tipo de cosas y arrimar el hombro.Y hago un llamamiento a la cordura,el sentido común y la empatía como personas que somos y compañeros de este foro

Por último,espero que te lo pienses mejor y decidas quedarte, espero también que todas las situaciones que te hacen sentir mal se mejoren y que si necesitas ayuda la pidas, a veces estamos tan ensimismados y tan pendientes de nuestros problemas que no nos damos cuenta cuando alguien esta verdaderamente mal.
avatar
cristalcristal
Empezando a destacar
Empezando a destacar

Femenino
Mensajes : 369

Volver arriba Ir abajo

Re: Humilde despedida (modestia aparte).

Mensaje por planeta el Dom 03 Abr 2016, 15:03

Yo me sumo a esta última reflexión, sobretodo a que te convendría pedir ayuda más a menudo, porque mi impresión es que a veces parece que te cueste un poco, y quizá por eso llegas a estos puntos de saturación. Das das y das pero te cuesta tomar, o ésa, como digo, es mi impresión.

Pero bueno, ya te engancharé luego.
avatar
planeta
Empezando a destacar
Empezando a destacar

Masculino
Mensajes : 558
Edad : 38
Tengo : No lo sé
Paz

Volver arriba Ir abajo

Re: Humilde despedida (modestia aparte).

Mensaje por Kaladin el Dom 03 Abr 2016, 19:35

Hola Intrigado, hay mucho de lo que comentas que se me escapa, seguramente toda la movida que estás comentando pasó antes de que yo entrara a este foro (llevo poco tiempo).

Pienso que sería una verdadera lástima que te fueras del foro, para mi, tus opiniones y reflexiones son sin duda las más interesantes de entre toda la gente que publica en este foro, no es peloteo ni intención de menospreciar las opiniones y reflexiones del resto de foreros.

Una de las cosas que más me gustan de este foro es leerte.

Siento que te hayan jodido de esa manera, si para ti este foro te causa serios problemas de salud, sin duda lo mejor es que te vayas (al menos temporalmente), otra opción sería que sigas pasando por aquí pero protegiendote sin llegar a sentirte tan implicado, aunque es precisamente la implicación que tienes en tus aportaciones, lo que las convierte en tan genuinas.  

Si es una despedida definitiva, simplemente darte las gracias por el empeño que has puesto en el foro y desearte que te vaya bien en la vida, no te encuentres con narcicistas (o si los encuentras que sepas identificarlos con premura) y que consigas desprenderte de la ansiedad y de la sensación de que no mereces ciertas cosas (como mencionabas en el hilo sobre cine).

Un saludo.
avatar
Kaladin
Empezando a destacar
Empezando a destacar

Masculino
Mensajes : 262
Edad : 33
Humor : Bill Hicks
Tengo : Fobia social
España

Volver arriba Ir abajo

Re: Humilde despedida (modestia aparte).

Mensaje por rafa55 el Dom 03 Abr 2016, 20:11

No os preocupéis, Intrigado volverá como lo ha hecho otras muchas veces, le gusta las despedidas, pero que sepa que por mi parte siempre será bienvenido de nuevo, tranquilos que estará aqui dentro de nada.
avatar
rafa55
Miembro habitual
Miembro habitual

Masculino
Mensajes : 1725

Volver arriba Ir abajo

Re: Humilde despedida (modestia aparte).

Mensaje por H. Toothrot el Dom 03 Abr 2016, 20:52

Aunque mi trayectoria en este foro es bastante corta y sobre todo, errática intentaré aportar algo.

Kaladin escribió:
Siento que te hayan jodido de esa manera, si para ti este foro te causa serios problemas de salud, sin duda lo mejor es que te vayas (al menos temporalmente), otra opción sería que sigas pasando por aquí pero protegiendote sin llegar a sentirte tan implicado, aunque es precisamente la implicación que tienes en tus aportaciones, lo que las convierte en tan genuinas.

Suscribo cada una de estas palabras, pues venía a decir que creo que pones demasiado de ti en este foro, te involucras demasiado y la mayoría no lo hacemos. Por eso choca tu alto nivel de autoexigencia con la respuesta, digamos fría, de los demás usuarios.
Pero esto no deja de ser un foro de FS (y afines) y por lo tanto la norma, lo lógico, será que la manera de relacionarse de la gente no sea la más correcta.

Hace tiempo que pienso, aunque no haya querido compartirlo para no aportar negatividad, que en cuánto a relacionarse socialmente podría decirse (exageradamente, pero para que nos entendamos) que en este foro es el equivalente a que unos ciegos explicasen lo que es ver a otros. Entiendo que esta valoración es en parte cosa mía y fruto de mi pesimismo, pero segurmente otros usuarios encontrarán otras razones para no involucrarse tanto como sería deseable. Y muy dificilmente va a aportar nadie tanto de sí mismo cómo tú.

Por otra parte, que haya otras plataformas más adecuadas para los grandes y elaborados posts que publicas, dónde se pueda aprovechar mejor el gran valor que tienen. Aquí antes o después, como bien dices, quedarán enterrados.

Medita bien cúal es la mejor decisión pero, sea cúal sea, no consientas que te haga daño, pues de ningún modo te lo mereces.

Espero seguir sabiendo de ti.


Última edición por H. Toothrot el Dom 03 Abr 2016, 20:55, editado 1 vez (Razón : errores varios)
avatar
H. Toothrot
Adquiriendo conocimientos
Adquiriendo conocimientos

Masculino
Mensajes : 126
Humor : Vítreo
Tengo : Fobia social
Galicia

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.